Artículos

Mindfulness: entrenar la mente para trabajar y vivir plenamente

Creo que la discusión sobre cuán asombroso o no puede ser el poder de nuestra mente es demasiado elevado para nosotros los simples mortales, pero sí que en nuestra actividad su funcionamiento juega un rol predominante, lo que nos obliga a hacernos más conscientes de ella para utilizarla de la mejor manera.

Mindfulness es una corriente de meditación que se traduce generalmente como ¨conciencia plena¨ y que en definitiva consiste en poner toda nuestra capacidad de atención en eso que estamos haciendo en el momento que lo estamos haciendo.

Suena sencillo pero no lo es, nuestra mente está llena de trabas que le impiden trabajar a conciencia plena o totalmente enfocada en lo que estamos haciendo. La ansiedad, el miedo, las ilusiones, las malas experiencias del pasado, las proyecciones desmedidas hacia el futuro, los prejuicios son algunas de esas trabas que interfieren con nuestro pensamiento.

Yo tuve mi primer contacto con esta técnica milenaria que viene del budismo cuando era estudiante. Antes de los exámenes finales nos ejercitaban para relajar nuestra mente y enfocar nuestros pensamientos a lo que tendríamos que afrontar.

Hoy en día el concepto se ha desarrollado tanto que hay cursos de mindfulness con orientaciones muy específicas, como el liderazgo o la creatividad.

Entre sus beneficios principales se encuentran: un mejor manejo del estrés, aumento de nuestra capacidad de dirigir la atención, mejora de la concentración, desarrollo de la memoria y de la flexibilidad mental para la toma de decisiones, incremento de la inteligencia emocional, desarrollo de nuestro autoconocimiento, autocontrol, empatía y sociabilidad.

Todo esto impacta positivamente en nuestro bienestar físico y psicológico, lo que redunda en una mejora de nuestro bienestar general y nuestra salud.

Seguramente si has probado los beneficios del yoga estarás más permeable a introducir esta práctica como un ejercicio para mejorar tu trabajo. Empresas tan diferentes entre sí como Apple, McKinsey, Procter & Gamble, General Mills, Ford, y Genentech están enseñando Mindfulness a sus empleados.

Google, por ejemplo, no sólo ofrece entrenamiento a sus empleados, sino que inició una escuela llamada La Búsqueda Dentro de sí Mismo, un instituto de liderazgo para difundir la técnica para cualquiera que esté interesado en ella.

Para  Chade-Meng Tan, una especie de guía espiritual y entrenador de las mentes de Google, es evidente que hay una creciente conciencia de la importancia actual de nuestra salud emocional. Él sostiene que estamos transitando por la misma aceptación que el ejercicio físico tuvo en el siglo pasado, pero ahora ejercitando nuestra mente.

En un artículo publicado por The Guardian, Tan dice que la atención plena abre la puerta a la bondad, y que la bondad está en el corazón del éxito del negocio. Si como jefe tratas bien a tus empleados, ellos son felices y tratan bien a sus clientes, quienes a su vez estarán dispuestos a gastar más dinero, por lo que todo el mundo gana.

La práctica parece estar dando buenos resultados, pues se está extendiendo a todas las escuelas de negocios. Nosotros en Findasense, junto a la adopción de la Holacracia como modelo autogobierno de la compañía y autogestión del trabajo nos estamos iniciando en la práctica del mindfulness o la «atención plena», que además de basarse en una filosofía milenaria está respaldada por la neurociencia de vanguardia.

Como suele ocurrir con estas prácticas, hay que empezar con ejercicios sencillos para luego acceder a niveles más avanzados. Desconectarse totalmente de un proyecto antes de entrar en otro, pasar de una preocupación a nuestro flujo creativo que nos posibilite solucionar los problemas, responder en vez de reaccionar y ser flexibles para posibilitar nuevos pensamientos son alguna de ellas.