Artículos

Tus valoraciones valen mucho dinero

Desde hace años, varias de estas compañías se han posicionado entre vendedores y compradores en Internet para ofrecerles plataformas independientes con las que poder valorar y comentar tanto los productos como los servicios de una tienda online. Fue en 2005 cuando Brett Hurt Brant Barton observaron que los sitios web que ofrecían valoraciones de usuarios incrementaban sus ventas y se decidieron crear Bazaarvoice.

Se inspiraron en la palabra “bazar” para que el concepto “la voz del mercado” fuera el que reflejará la misión de su empresa.  Trabajan en tres escenarios:

  1. Incluir contenidos relevantes y generados por los usuario para sitios de comercio electrónico
  2. Conversaciones en los medios sociales que permiten a los vendedores relacionarse con sus consumidores
  3. Proporcionar las herramientas de análisis que permiten a los vendedores conocer en profundidad la opinión y el comportamiento de los consumidores.

Bazaarvoice es actualmente uno de los líderes del mercado y recientemente ha cerrado un acuerdo global con Yell para ofrecer sus servicios a PYMES de EEUU, Reino Unido, España y Latinoamérica. También corría el año 2005 cuando en Reino Unido Richard Anson creó Revoo, actualmente uno de los líderes europeos en soluciones sociales para e-commerce. La empresa inglesa trabaja con más de 120 marcas en toda Europa como Sony, Best Buy, Tesco o Dixons.

Las cifras de Revoo son relevantes: dispone de más de 2 millones de críticas imparciales de compradores reales, su contenido se muestra a los compradores más de 500 millones de veces cada mes y consiguen elevar las ventas una media del 18%. Sus cifras están fundamentalmente basadas en el mercado inglés pero se preparan para su más que razonable expansión europea.

“Clientes confían en clientes”. Este fue el planteamiento con el que los alemanes Michael Ambros y Marcus Ross fundaron eKomi en 20008. Ellos han trabajado en la misma filosofía que su competencia de Bazaarvoice y que Revoo, buscando conseguir transparencia y seguridad en las compras realizadas en Internet. Desde sus oficinas en Berlín han conseguido tener presencia en ocho países en los que se encuentra España.

Cualquiera de estas tres empresas no quiere que se les identifique sólo como proveedores de tecnología y la realidad es que están en lo cierto: su segunda derivada es el análisis que pueden ofrecer sobre todos los datos que están recabando, a medida que avanza el comercio electrónico y que cualquiera de estas tecnologías está presente en mas sitios, más datos se están recabando sobre el comportamiento de los consumidores.

El omnipresente Google lleva años siguiendo la pista de estas empresas, en estos momentos integrando por ejemplo las valoraciones de eKomi en los resultados de búsqueda de Google Shopping y en sus anuncios de Google Adwords, pero quizás en muy poco tiempo nos sorprenda con otra compra 🙂