Artículos

    Compartir

  • Compartir Linkedin
  • Compartir Whatsapp

Nota

Este artículo es una réplica del que se publicó originalmente en El Confidencial (España) el 29/10/2011 con el título «SEO: ¿Imprescindible para nuevos proyectos?».

SEO: ¿Imprescindible para nuevos proyectos?

La nueva sección de Tecnología de El Confidencial lleva sólo unos meses de recorrido y creo que humildemente podemos concluir que está siendo un éxito. Está convirtiéndose en uno de los centros de debate del mundo digital, y eso es justo lo que necesitamos en este momento: debate. Debate porque un entorno como el digital, que es tan reciente, necesita más que cualquier otro la confrontación de puntos de vista.

Las últimas semanas llevo escribiendo sobre SEO de manera práctica y no puede escapar de entrar en el debate que se ha ocasionado con el artículo de mi compañero de columna Miguel A Díez Ferreira sobre la muerte del SEO. Antes de pasar a mis argumentos quiero dejar clara un aspecto importante, no creo sensato discutir con Miguel Ángel su estrategia empresarial, el más que nadie sabe lo que tiene que hacer y las decisiones que tiene que adoptar, por lo tanto no entraré en ello.

Entremos en materia. Si se piensa en SEO como aplicaciones mágicas de generar tráfico, como sobrecargadas webs de información milagrosa vendiéndonos la entrada a un maravilloso mundo de estadísticas estratosféricas, si se piensa de esta manera o de alguna otra parecida es cuando nos vamos a dar cuenta de que existe un grave error de concepción.

El SEO es optimizar, es generar estructuras lógicas para la información en las que profanos y nativos lleguen a la información, ya sea de manera directa o por Google, Bing o Yahoo, estas dos últimas opciones menos probables, a ese punto donde tenemos lo que se nos requiere, siendo en su gran mayoría de las veces simple y sencillo contenido, o en otras palabras, un buen profesional SEO interpreta “las cuatro cosillas básicas de Google” y las optimiza hasta que la comunicación entre el usuario y web sea tan fluida que parezca que nunca hubo un profesional detrás.

El debate no puede ser si un SEO es necesario o no en el desarrollo de un proyecto, ya que doy por descontado que un profesional del funcionamiento en buscadores es la tercera pata de la mesa marketiniana, el debate real es si un Search Engine Optimizer ha sabido cambiar al ritmo al tempo que le marcan las tendencias, olvidándose por completo, y me da hasta vergüenza decirlo, de la Meta Keywords, las palabras clave en clusters masivos, los enlaces comprados en packs de 100 y las palabras clave cuanto más premium mejor… Seamos transparentes y claros, un verdadero SEO es un experto formado en crear el camino más corto entre ustedes y el producto, lo que me lleva a un siguiente punto algo más complejo y controvertido: la mentira del mito de Facebook vs. Google.

Facebook, como producto, no necesita a Google y aun así, hace ya algún tiempo que Facebook generó lo que llamaremos landing orgánicas; estructuras pensadas para encontrar nombres propios en Buscadores y de paso dejar caer un posible registro, de hecho, poniéndonos tecnificados, vemos meta description con palabras clave, densidades de palabras clave, en este caso nombres, más que aceptables, utilización de recursos estilísticos y jerárquicos de contenido muy claros, y no estoy diciendo que Facebook haya hecho todo esto para indexar y posicionar mejor en Google, sencillamente han llevado a cabo el uso del sentido común a la hora de crear estas landings de Nombres propios, lo que de manera colateral, junto con la autoridad de dominio y otras características avanzadas de posicionamiento, les ha llevado a estar por encima de cualquier otra red social con la misma estrategia.

En mi opinión el SEO sirve, aparte de para posicionar y optimizar en buscadores, para clarificar los objetivos de un proyecto digital. Son innumerables proyectos en los que he estado involucrado donde el SEO ha servido de clarificador en muchas áreas y donde ha jugado un papel clave en la consecución de objetivos, porque querido Miguel Ángel, como José Zorrilla nos decia en su Don Juan Tenorio “Los muertos que vos matáis gozan de buena salud” 🙂