Artículos

    Compartir

  • Compartir Linkedin
  • Compartir Whatsapp

Nota

Este artículo es una réplica del que se publicó originalmente en El Confidencial (España) el 08/09/2011 con el título «Netflix, a la conquista del imperio pirata».

Netflix, a la conquista del imperio pirata

¿Ves películas por Internet y las pagas? ¿Compras una suscripción en Megavideo para que tu hija vea a Dora la Exploradora? Normal, todos en su mayoría queremos acceder a contenidos de calidad en las mejores condiciones posibles. Los contenidos como películas, series, documentales, etc. no son una excepción. ¿Qué panorama tenemos ahora en nuestro país para aquellos que los demandamos? Pues el mejor de los posibles, Netflix, el lider mundial en contenido audiovisual de pago, vendrá oficiosamente a España en 2012. Oficiosamente por que Lationamerica y la llegada ha España se ha confirmado a través de unas declaraciones de Pedro Pérez, el presidente de la patronal audiovisual española.

Aparte de Netflix han aparecido diversas iniciativas en nuestro país como Filmin (cine independiente), Wuaki o los suecos de Voddler (que estaría bien que en su versión española mostraran los precios en euros y no en coronas suecas). Todas buenas iniciativas pero con escaso catálogo por ahora. Antes de proseguir con Netflix echemos la vista atrás un instante. Corría el año 2001 cuando Eduald Domenech después de haber vendido Telepolis a Eresmas por más de 14.000 millones de pesetas, creaba la compañía matriz Techfoundries, que sería la incubadora de diferentes empresas. Una de las primeras empresas que incubó fue MediaXpress, el primer videoclub por Internet que se creo en España.

El sistema de MediaXpress permitía alquiler una serie de títulos al mes en DVD, que eran enviados por correo postal al socio que a su vez tenia que devolverlos también por correo postal. El sistema no dejaba alquilar más títulos si no eran devueltos los que se poseían. Era nuestro Netflix a la española, el sistema que estaba triunfando en EEUU fué lo que inspiró a Domenech y sus socios. ¿Por que no funcionó en España? Domenech cuenta en su blog que cuando pusieron en marcha el sistema analógico (DVD) muchas personas robaban los discos, cuando pasaron al modelo digital (streaming) las majors pedían unos mínimos garantizados que eran imposibles de sostener para que el negocio fuera viable. No teníamos un país preparado para este negocio y MediaXpress fue la primera quiebra del grupo. Aún así la tecnología desarrollada fué reaprovechada para su producto InOutTV. Emprendimiento en estado puro.

¿Por qué Netflix encontrará tierra fértil en España?

  • Netflix fué realmente un éxito cuando migró su negocio de alquiler en DVD por el de streaming. Otras iniciativas de pago en España no han tenido el número de usuarios y conexiones a banda ancha que Netflix se va a encontrar ahora.
  • Nunca se ha ofrecido una tarifa plana mensual para visualizar todo el catálogo disponible y que este catálogo sea lo suficientemente profundo. Netflix ofrece una tarifa plana de 7,99 dolarés al mes y en los EEUU dispone actualmente de 51.000 títulos entre películas y series de televisión.
  • Nunca se ha ofrecido una tecnología sencilla y efectiva de acceso al contenido. Netflix está disponible para más de 450 dispositivos, siendo la Playstation 3, la Wii y el PC los dispositivos más utilizados

Un ejemplo que ilustra esto fuera de nuestro entorno digital es el pequeño cafe-bar Diurno en Madrid, que cuenta actualmente 7.500 películas en su videoclub y mas de 8.000 abonados. Cuando uno de los responsables me dio esas cifras me quede asombrado y le pregunte por que tenia tanto éxito cuando los videoclubs parecen ya reliquias del pasado. Me reveló que la selección de películas era la clave, muy dificiles de encontrar en otro lugar. Está claro, el consumidor está buscando siempre las mejores opciones, sólo tenemos que saber ofrecérselas.